10 atractivos turisticos de colombia

Escrito por colombiafacil 07-04-2018 en naturaleza y aventura. Comentarios (0)

1.Amazonas


La Amazonia Colombiana es un destino increíble para los turistas que buscan tener contacto extremo con la naturaleza y conocer algunas de las culturas más representativas del país.

Como gigantescas venas, por esta región atraviesan majestuosos ríos que facilitan transacciones comerciales y desplazamientos hacia lugares mágicos en medio de la selva, poblaciones apartadas, resguardos, parques y reservas naturales todo esto lo puedes encontrar en el Amazonas, Colombia.

La naturaleza del Amazonas organiza en el un espectáculo todos los días para que quienes lo visitan vean delfines rosados en el río. En este punto donde se encuentran Colombia, Perú y Brasil, comparten la selva culturas indígenas como ticunas, huitotos y yucunas; osos hormigueros, pumas y venados; plantas medicinales que hacen parte de tradiciones ancestrales y árboles gigantes, entre ellos caobos y cedros.

Al interior de la selva del Amazonas habitan diferentes comunidades aborígenes como los Ticunas, Huitotos, Camsás, Yaguas, Nukaks, Tucanos e Ingas que conviven con la naturaleza y hacen de ella su principal fuente de recursos.

Con un total de 28 resguardos, las tradiciones culturales de los pueblos indígenas presentes en el departamento se han mantenido para honrar la historia y el encanto de este paraíso ecológico el Amazonas.

2. Barichara


En el centro del departamento de Santander los viajeros encuentran experiencias que se complementan. Por un lado están la calma y el silencio, que son la esencia de Barichara, un municipio de clima cálido y seco con calles de piedra que pertenece a la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia. Por otro lado, está la acción que ofrecen actividades de aventura como el parapente y el rafting en el vecino SanGil.

En contraste con la modernidad de la capital,  se eleva como un pueblo colonial de incomparable belleza y conservación. Sus casas de estilo andaluz exhiben con orgullo la habilidad de los pacientes talladores de roca que moldearon este pueblito, roca por roca.

Es fácil tomar buenas fotos al caminar por sus calles, forradas en piedras de color arcilloso, se atraviesan plazas llenas de árboles y se ven fachadas de tapia pisada en las casas, techadas con tejas de barro. Desde un mirador se ve el cañón del río Suárez, donde se practica rafting, y cerca del municipio se puede visitar el tranquilo pueblo de Guane. 

Barichara es un lugar tricolor: blanco, verde y ocre reinan en sus calles de piedra, balcones de madera y tapias pisadas.

3. Cabo de la vela


El cabo de la Vela es un accidente costero en el sur del mar caribe; se encuentra situado en el extremo norte de Suramerica, específicamente en la Península de la guajira en Colombia. La parte norte posee una altura de 47 msnm

Éste cabo está ubicado en la península de La Guajira, siendo esta un terreno desértico habitado en su mayoría por el pueblo indígena Wayuu. Ellos le llaman a este lugar Jepirra, que en sus conocimientos tradicionales, es el espacio sagrado donde los espíritus de sus difuntos llegan para pasar a lo desconocido.

Para descansar en unas de las playas más tranquilas de Colombia es necesario viajar desde Riohacha hacia el norte por tierra durante unas tres horas hasta el Cabo de La Vela. En este sitio, al que llegó en 1499 el capitán Alonso de Ojeda, los viajeros encuentran posadas turísticas –varias hechas con bahareque y yotojoro (el corazón del cactus)– y pueden practicar deportes como kitesurf y windsurf.

Entrar en contacto con la cultura Wayúu en rancherías indígenas, descansar en las playas del Cabo de La Vela y visitar reservas naturales son programas que encantan a los viajeros que llegan a Riohacha.

4. Caño cristales

El momento ideal para visitar el Parque Nacional Natural Sierra de la Macarena es entre julio y noviembre, al que se puede acceder en avión desde Villavicencio y Bogotá. El parque, que tiene un área de 630,000 hectáreas, es el hogar de uno de los espectáculos más impresionantes de la naturaleza, Caño Cristales, cuyas aguas contienen todos los colores del arcoíris gracias a las plantas marinas conocidas como macarenias.

La belleza única de Caño Cristales, donde se destacan sitios como Los Ochos, La Escalera y el Salto del Águila, es el principal atractivo para las personas que llegan a La Macarena.

Ha sido denominado “el río de los dioses”, “el río de los siete colores”, “el arco iris que se derritió” o también “el río más hermoso del mundo”, ya que en su fondo se reproducen plantas (algas) acuáticas de diversos colores, que producen la sensación de estar frente a un río de seis colores: rojo, amarillo, verde , negro , azul y rosado principalmente

Siendo un río de menor longitud y anchura,pero el mas hermoso, el Caño Cristales no alcanza los 100 km de longitud ni sobrepasa los 20 m de ancho. Es una sucesión de rapidos, cascadas, correones y pocetas cuyas aguas se desprenden de la meseta sur de la serranía de la Macarena, donde se ubica su nacimiento, a espaldas de los más antiguos tepuyes de la Sierra en una zona escarpada en la que se encuentran numerosas pinturas rupestres aún inexploradas. Esas aguas, de tal pureza que permiten ver el fondo y toda la magia que encierra este hermoso río, corren hacia el río Guayabero recogiendo a su paso innumerables brazuelos de las sabanas rocosas de la Sierra.

5.Ciudad perdida


Llegar a Ciudad Perdida es una aventura inolvidable. Construida hacia el año 700, es el principal centro urbano de la antigua civilización Tayrona y constituye uno de los yacimientos arqueológicos más importantes para la investigación de esta cultura. Aquí hay plazoletas circulares, escaleras, caminos y canales construidos en piedra que sirvieran de base a viviendas hechas en paja y bahareque.

En medio de la densa flora de la Sierra Nevada de Santa Marta y de su Parque Natural, se encuentra la Ciudad Perdida o Parque Arqueológico Teyuna. Su hallazgo tuvo lugar en 1976 por un grupo de investigadores, aunque ya un año antes un guaquero la había descubierto. Tiene alrededor de 13 hectáreas de área.

Cuando los tayronas vivían, los diversos pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta se comunicaban por medio de caminos de piedra. Habitaban bohíos circulares sin ventanas y con techos de palma sobre terrazas de piedra.

Lo sorprendente de la Ciudad Perdida es la complejidad de su arquitectura, que contempló un sistema de canales para transportar el agua lluvia por la población y las terrazas para conservar la fertilidad del suelo. También hay pinturas rupestres y petroglifos (dibujos grabados en piedra), entre los cuales la Piedra de Donama se destaca por las múltiples interpretaciones de sus tallas.

6.El desierto de la tatacoa


Localizado en el municipio de Villavieja, al norte del Huila, entre el río Magdalena y la cordillera Oriental, la Tatacoa no es propiamente un desierto sino un bosque seco tropical. 

Su nombre es el mismo que le dan en esta zona del departamento a las serpientes de cascabel, a diferencia de otras regiones del país, en donde llaman Tatacoas a unas culebras de color negro e inofensivas. 

La Tatacoa es una zona muy erosionada cruzada por cañones secos labrados por las riadas violentas que se forman transitoriamente en invierno. Esta silenciosa región semiárida de aspecto fantástico está habitada por algunas familias que pastorean cabras y ganado vacuno y obtienen el agua de moyas que cavan en la tierra. 

La temperatura es alta durante el día y benigna durante la noche. Junto con San Agustín y Tierradentro, la Tatacoa es uno de los destinos turísticos más solicitados del Huila.


7. isla malpelo


Sumergirse en el agua y verse rodeado de jureles, pargos, meros, chernas y tiburones martillo, entre otros peces, es posible en el un archipiélago de 974.474 ha en el Pacífico al que se llega luego de navegar 36 horas desde Buenaventura. Muchos buzos vienen hasta aquí para ver también al tiburón ballena, que mide hasta 15 m de largo.

La isla de Malpelo está ubicada en el Océano Pacifico Oriental Tropical aproximadamente a 500 kilómetros al oeste del puerto de Buenaventura. En la división político administrativa, pertenece al municipio Buenaventura, del departamento del Valle del Cauca. El Santuario de Fauna y Flora Malpelo está bajo la administración del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia, con sede administrativa en la ciudad de Santiago de Cali.

Hoy en día el Santuario de Fauna y Flora Malpelo es la novena área marina protegida más grande del mundo. Desde 2005 es catalogada como Área de Importancia para la Conservación de las Aves (Área AICA) por parte de BirdLife Internacional y por el Instituto de Investigaciones Alexander Von Humboldt. Quizás el reconocimiento más grande es su declaración como Patrimonio Natural de la Humanidad en 2006 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) . Bajo este panorama, desde el Gobierno Nacional se señala a Malpelo como una de las “joyas marinas” de Colombia (Santos 2011).

Durante todo el año, en los alrededores de la isla pueden observarse, concentraciones de más de 300 tiburones martillo. Unesco la declaró como “Sitio de patrimonio mundial natural” en 2006.

8.Parque Nacional Natural EL COCOUY


Vista desde el aire, la Sierra Nevada de Güicán, El Cocuy y Chita parece un rosario de perlas blancas que brilla bajo el sol ardiente de los Andes. Es la mayor masa glaciar de Colombia conformada por más de 25 picos cubiertos de hielo y nieve, en dos cadenas montañosas de aproximadamente 25 kilómetros de longitud por 4 de ancho. La sucesión de picos nevados del Parque (de 4.800 a 5.330 msnm) inicia con Campanillas Blanco y continúa con el Pan de Azúcar, Púlpito del Diablo, Cóncavos, Ritakuwas y Güicán, entre otros, formando una fila que llega hasta la laguna Grande de los Verdes. Entre las 150 lagunas del Parque que enriquecen la oferta hídrica de la Sierra, vale la pena mencionar la laguna de La Plaza, que tiene un singular desagüe en forma de cascada; la laguna del Avellanal y la laguna Grande de la Sierra, destacada por su llamativo color y por sus más de 35 hectáreas de extensión. El área protegida también tiene páramos y una gran franja de bosque andino y selva basal que albergan gran diversidad de especies de fauna y flora.

En la zona además existen numerosos lagos y cascadas. Con sus 30 km de longitud y sus más de 22 picos nevados, es la masa continua de nieve más grande de Sudamérica al norte de la línea del Ecuador terrestre. Se ubica en el noreste de Boyacá y abarca también los departamentos de Arauca y Casanare.

9. Cañon de Chicamocha


El Cañón del Chicamocha es un atractivo de Colombia que entró a hacer parte del grupo de los 261 lugares nominados en la campaña que busca elegir las Siete Maravillas Naturales del Mundo. Este paradisiaco lugar es un espectáculo visual que no te puedes perder.

Imponente, majestuoso y fascinante, así describen los turistas el Cañón del Chicamocha, un accidente geográfico ubicado en el departamento de Santander, muy cerca de la ciudad de Bucaramanga, que en este concurso se encuentra en la categoría de D: "Cuevas, formaciones rocosas y valles".

El Cañón del Chicamocha, formado por un accidente geológico, está bañado por el río de su mismo nombre

La temperatura del Cañón del Chicamocha fluctúa entre los 11 y los 32 grados centígrados, entre el día y la noche. Sus condiciones son de sequedad extrema y cobertura vegetal reducida, casi ausente. Se encuentra localizado a sólo 54 kilómetros de Bucaramanga, a 50 minutos en carro aproximadamente y a una altura de 1.450 metros sobre el nivel del mar.

10. paruqe tayrona


A un costado las olas azotan las rocas volcánicas que se alinean junto a la playa; al girar la cabeza hacia el otro lado la vista parece encontrar un espejismo, pues da la impresión de que un pedazo de  se hubiera levantado en medio del Caribe. Esta, la de Cañaveral, es una de varias playas del Parque Nacional Natural Tayrona, una reserva natural de Colombia que tiene 12.000 ha.

En el departamento del Magdalena, a 34 Km. de la bella ciudad de Santa Marta, Colombia está el Parque Nacional Natural Tayrona, un santuario de naturaleza y de restos arqueológicos que invitan al encuentro con uno mismo. Ecosistemas como el de manglar, los corales, praderas de algas, matorrales espinosos y mágicos bosques secos, húmedos y nublados proliferan y albergan una sorprendente variedad de especies vegetales y animales que son testimonio de vida. Playas de arena blanca que conservan un especial entorno de carácter natural.

Las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña costera más alta del mundo, se hunden en el mar como los dedos de una mano gigantesca entre los que se forman bahías y ensenadas de belleza singular: Chengue, Gayraca, Cinto, Neguanje, Concha, Guachaquita, con sus playas de arenas blancas delimitadas por, manglares, matorrales o bosques, y bañadas todas por las aguas cristalinas del mar Caribe, hacen parte de los muchos atractivos que ofrece el Parque Nacional Natural Tayrona. Para quienes buscan la contemplación y el descanso, el Parque ofrece magníficas playas y el relajante panorama de un mar intensamente azul. Quienes se sienten atraídos por actividades más emocionantes podrán disfrutar de caminatas, careteo y buceo autónomo. El parque Tayrona tiene también vestigios arqueológicos de una antigua ciudad del pueblo Tayrona.